miércoles, 13 de agosto de 2014

Desarrollo vs. Mediocridad

Desarrollo vs. Mediocridad

Hotel con playa elevada en Singapur

Está en lo correcto nuestro gobierno cuando propone cambiar la matriz productiva del Ecuador, y con esto moldear el sistema educativo universitario para tener profesionales capacitados. Yachay, como ciudad del conocimiento, será el ariete que llevará al Pais a conseguir esta meta.

Pero no debe perderse de vista que en el camino se debe “arreglar las maletas”,  y optimizar lo que hay. Y lo que hay, es una injusticia entre el esfuerzo realizado y los resultados, al obtener una profesión. Sustento lo dicho:

1.- El pensum promedio de una carrera técnica o médica requiere de 1600 horas-clase al año; esto es 800 horas, mas que el resto. Por ejemplo: en 5to año de Ingeniería, tuve 9 materias, con 44 horas semanales de clases.
Topografía en Refineria de Esmeraldas

2.- En el sector público un “analista jurídico”, “administrador de empresas”, o juez, gana lo mismo –o más-  que un doctor o ingeniero técnico, con igual experiencia, quien en sus 5 años de estudio habría recibido -en aulas- 4 mil horas más de información. Si! 100 semanas aplicando, mientras el otro, de “farra o descansando”.

¿De qué sirve hacer ese esfuerzo?. Es evidente que nuestros chicos de 16 años viendo este panorama, no van a considerar necesario “meterse” con Cálculo Diferencial, la Anatomía de Moore o Quiroz; o seguir en detalle las Leyes de Boyle-Mariotte, Maxwell y tantas otras. ¿Para qué, esforzarse en sacar los 939 puntos de la prueba ENES, que se requieren para una beca en Yachay, – se dirá-, si al final tendré el mismo bienestar –o malestar?. Al parecer asi piensa el 82% de los estudiantes evaluados en las pruebas SER-2008, quienes sacaron regular e insuficiente en matemáticas a nivel del País.

Pero, entonces se vendría un problema estructural para la sociedad: ¿Quién se va a hacer cargo de investigaciones, estudios, construcciones públicas o privadas, puentes, vías, Hospitales, edificios y obras civiles, mecánicas e industriales? 

Evolución de construccion del Burj Khalifa

¿Quién tendrá a cargo el control y eficiencia de nuestra industria de refinación y petroquímica? ¿Cómo se podrá desarrollar nuevos fármacos y medicinas?. Las telecomunicaciones, internet, televisión digital y satelital y el internet,… no se desarrollan solas, ni solo vendiéndolas. Por ejemplo, lo que vemos en los “centros comerciales”, son solo la punta de un iceberg producto del gigantesco esfuerzo de profesionales, que ponen sus conocimientos al  servicio de nuestro bienestar y comodidad, y de los bolsillos de unos pocos -de paso-.
Construcción de puente atirantado en Bangkok

Está claro entonces, que los profesionales de una sociedad son los llamados a sacarla adelante y encaminarla al desarrollo. Visto así, los técnicos debemos nutrirnos de los conocimientos de materias “duras”  como Física, Química, Matemáticas, Informática, Lenguajes de programación, Geología, Petroquímica, Mecánica, Biología, Anatomía, etc., para luego ponerlos en práctica, y contrastarlos a través de investigaciones.
Después tocará promover y generar proyectos innovadores y  útiles, ya sean de puesta en práctica inmediata  o no, –existen logros teóricos que sirven de fundamento de otras ramas- que estén al servicio de la sociedad y de la ciencia en general. Son estas actividades que sirven de base para dinamizar un motor, cuya interminable energía hace que se sustente el tan anhelado desarrollo sostenido.

Por lo menos esta visión fue compartida por Carl Sagan, la cual podemos apreciar en esta entrevista:
https://www.youtube.com/watch?v=_P7H6B6zYeE

Veámonos en el ejemplo de 2 sociedades, que apostaron por el desarrollo educativo técnico: 
1. Chile, que pasó de exportar cero dólares en uvas en 1970, a casi 1.500 millones en 2011, a base de  dos hechos simples: Simplificar sus aranceles –todo paga 15%-, y establecer una política de fomento a su agroindustria. 

2. Singapur, que pasó al primer Mundo en 30 años. Allá aplicaron políticas educativas eficientes para el ingreso a sus 3 universidades públicas, y se mejoraron sustancialmente el nivel salarial de los profesores. Con 700 Km2 de territorio (22 veces más pequeño que Esmeraldas), tiene un ingreso per-cápita de 60.500 USd, que lo ubica como el 9eno mas alto del mundo, producto de sus 298 mil millones de dólares en exportaciones, relacionadas a equipos electrónicos (25%), petroquímica (|16%), maquinaria y fármacos. Recibe 9 millones de turistas por año.


¿Qué nos hace diferentes?... Nada. Genéticamente todos tenemos un cerebro y alimentado por 5 sentidos. ¿Las matemáticas o la física que ven allá, son distintas?. No!. Seremos algo diferentes en la cultura, pero nada mas; sin embargo es común en nuestras ciudades ver al 99% de Posgraduados en cualquier cosa, menos en lo que apunta al desarrollo, las ramas técnicas??!!. Entonces, si no corregimos esta actitud, veremos con tristeza que estamos encaminados a una sociedad en donde -aparentemente- NO es necesario, esforzarse, ni pensar, ni ser creativos para conseguir el bienestar particular, lo cual es opuesto al desarrollo. 



Si no hay políticas que incentiven a nuestros futuros técnicos -y no estoy hablando de un premio-, hará que reine, como ya se vé, la Ley del menor esfuerzo, como el origen y alimento de la mediocridad, aunque nos disguste reconocerlo.



Un abrazo...